Métodos de limpieza y desinfección empresarial para las buenas prácticas en elaboración de carnes y embutidos – 2da. Parte

Existen métodos físicos y químicos que se pueden emplear para la limpieza de superficies y utensilios usados en la industria cárnica. Dichos procesos de higienización pueden hacerse separados o combinados, dependiendo de las necesidades de sanidad. Los métodos físicos implican uso de agua a presión y tallar con escobetas o similares. Mientras que los procesos químicos de limpia, se atienen más a utilización de productos alcalinos, ácidos y toda clase de detergentes.

Además, dentro de dichos métodos de limpieza y desinfección empresarial, hay que tomar en cuenta la temperatura de los fluidos, ya sea provenientes de mangueras o los mismos nebulizadores industriales. De acuerdo a expertos, la temperatura y el tipo de productos químicos, incidirán de forma diferente en la limpia de superficies, mecanismos y utensilios, con resultados diversos; todo radicará en el tipo de proceso a elegir y sus detergentes.

Los procesos manuales de sanitización en naves industriales cárnicas, implica higienizar minuciosamente todas las piezas de mecanismos o dispositivos muy usados y que tienen que estar impecables, sin suciedad alguna. De hecho, se aconseja que cada una de las partes, se remojen con soluciones especiales para que la limpieza profunda de las piezas sea perfecta. Algunos de estos elementos podrían tener suciedad muy pegada, por las inherentes actividades que se realiza con la carne. En ese sentido, hay que limpiarlas lo más concienzudamente, para posteriormente volver a hacer el montaje de la máquina.

Por otro lado, los flujos turbulentos son muy útiles para la limpieza profunda industrial, sobre todo en objetos y áreas muy específicas, donde pudiera ser el inicio de una propagación de contaminación cruzada, como tuberías y secciones de climatización. Por ello, es trascendental usar esos métodos de higienización, para asegurar la eliminación de suciedad y microorganismos. Lamentablemente, a veces con estos procedimientos furtivos, no se logra erradicar por completo a los contaminantes peligrosos para la industria cárnica. En caso de que así sea, lo mejor será inspeccionar y encontrar los componentes que ya no se puedan limpiar eficazmente o incluso, que presenten oxidaciones que posibiliten el esparcimiento de partículas metálicas peligrosas para la industria alimentaria; al hallarlos, lo mejor es reemplazar esas piezas por otras nuevas. A final de cuentas y a pesar de los eficientes nebulizadores con los que se cuente, lo mejor es desmontar y desinfectar por separado, para asegurar la eliminación de cualquier clase de residuo que represente un problema sanitario.

Pulverizar con presiones y volúmenes, usando máquinas especiales de sanitización de oficinas y naves industriales. Esto se realiza con presionas bajas o altas, y con volúmenes en distintas escalas, dependiendo de las superficies, utensilios y mecanismos a higienizar. En estos métodos también se puede utilizar espuma a través de detergentes.

Las máquinas de lavado son esenciales para desinfectar pisos y superficies a profundidad, usualmente al emplear agua caliente. Es igual de importante saber qué tipo de detergentes y soluciones químicas se van a usar, siempre cuidando de que tales productos, no resulten corrosivos para los componentes metálicos de las líneas productivas. Esos químicos deben limpiar cabalmente, quitando grasas y restos de alimentos que potencialmente se pueden convertir en focos de contaminación alimentaria.

Características fundamentales en agentes de desinfección empresarial

Además de que sean anticorrosivos para no poner en riesgo a piezas producción y almacenamiento de la carne, otras características que deben tener estos agentes, es una gran solubilidad en agua, con un correcto ablandamiento de la misma ante el contacto del producto químico. Asimismo, tienen que poseer capacidad humectante, con el potencial de emulsionar las grasas más difíciles, con bondades de suspensión y solvencia de sólidos. Las propiedades germicidas son igualmente esenciales, sin ningún tipo de toxicidad.

 

¿Quienes somos?

Proteja su patrimonio, nos hacemos completamente responsables de nuestro personal.

Boletín informativo

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23
  • 24
  • 25
  • 26
  • 27
  • 28
  • 29
  • 30
  • 31
  • 32
  • 33

Certificaciones